martes, 2 de junio de 2009

Caso cerrado

“Anaís, te tinca q almorcemos juntas para conversar?”

El mensaje era de Andrea, una de mis mejores amigas y, además, compañera de trabajo. No me habría parecido raro que Andrea hubiese querido almorzar conmigo si antes no me hubiese preguntado como mil veces cómo estaba. Era obvio que por algún medio se había enterado de mi lío con Simón.

No le había querido contar sobre el temita porque sabía que ella me iba a retar. Y con toda la razón del mundo.

Andrea es lo que se llama una mina ‘pro’. Entró a la empresa poco después que yo, pero para entonces ya era una mujer fogueada por la vida. Andrea es combativa y medio feminista, además de trabajar en la empresa, yo no se cómo lo hace, pero asesora a una ONG pro derechos de la mujer. Bueno, si sé cómo lo hace: a costa de su vida.

Andrea es de esas mujeres que vive y muere por su pega. Después de casi 4 años de amistad todavía no puedo determinar si se vuelca a la pega porque no tiene vida o si no tiene vida porque se lo pasa trabajando.

Rara vez nos acompaña a los happy hour de los viernes. Parece que nos encuentra medio pendejos. Viniendo de cualquier otra persona me sentiría ofendida, pero la Andrea es mi amiga. A pesar de que yo ya me había separado cuando la conocí, el proceso fue largo y ella fue una de las pocas personas que, en cuanto llegó, estuvo ahí, apoyándome, siempre al pie del cañón.

Yo no le había querido contar mucho sobre mi relación con Simón porque sabía lo que me diría Andrea: “pero Anaís, ¡otra vez metiéndote con gallos sin futuro! Deja de buscar mujer, que siempre te encuentras con lo que dejó la ola, desarróllate tú y olvídate de los hombres por un rato”. Pero Angie -quién si no- tenía que abrir su bocota.

Cinco minutos antes de lo que me había dicho, Andrea estaba parada delante de mi escritorio quejándose por el alza de la bencina, el tiempo y no sé qué otra cosa más. Me hice una apuesta a mi misma: cuánto se demoraría en sacar a colación el único tema que realmente le interesaba: Simón y yo.

Bastó que nos sentáramos con nuestras bandejas para que Andrea disparara: “Anaís, soy tu amiga, sabes que puedes confiar en mí, cuéntame ¿qué onda con ese tipo?”. No le pregunté quién le había contado, en primer lugar porque ya me lo imaginaba, y segundo porque me sentía un poco culpable de no haberle contado antes. Más que mal es una de mis mejores amigas.

Le conté sobre “mi relación con Simón”, tratando de quedar lo más cool y lo menos patética posible. Pero pese a todo me bastaba mirar a Andrea para saber que estaba pensando (otra vez) que era una mina poco evolucionada que anda con el mazo caza-hombres en la cartera. Su cara de asco cada vez que nombraba a Simón y de algo parecido a la lástima cada vez que le decía que yo igual estaba bien así y que no volvería a sufrir por un hombre, me lo decían todo.

Al final, después de un par de comentarios del tipo “los hombres son todos iguales”, “no valen la pena”, “bien ahí, amiga” y “así se habla Anaís”, me dijo lo que yo realmente estaba esperando: uno de sus tajantes veredictos.

“Amiga, si el tal Simón te mima y es bueno en la cama, aprovéchalo mientras dure, pero ni siquiera sueñes con proyectarte con él”. Tras lo cual miró su plato con la misma cara de asco que antes había puesto cuando le nombraba a Simón y me dijo: “estaba muy cocido el brócoli”.

17 comentarios:

webero dijo...

jaja,, q concluyente lo q te recomendo ella,,,

saludos,,,

San.. dijo...

Ahora la pregunta es....
Cuanto de lo que dice Andrea.. Influye en tu vida?

O no pasa de ser el tiron de oreja que esperas siempre recibir de ella...??


pd... tu amiga Andrea se parece a mi amiga Marcela.. que no se de donde saca que ella siempre hace todo mejor que todos....

Anaís Sandiego dijo...

Webero: sí, Andrea es muy tajante. Eso me gusta mucho de ella.

San: Andrea habla con la voz de mi lado feminista. Es decir, me da buenos consejos, pero no siempre los sigo, porque "del dicho al hecho hay mucho trecho" y lueguito me dejo llevar por lo que siento y no por lo que pienso.

Abrazos y gracias por pasar. ;)

young_supersonic dijo...

QUIZÁS NO FUERON LAS PALABRAS MÁS ADECUADAS, PERO ES BUENO CUANDO LOS AMIGOS ABREN LOS OJOS.

Y TODOS BIEN SABEMOS QUE NO TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES SIRVEN PARA PROYECCIONES DE VIDA CONJUNTAS.

SALUDOS.

leo dijo...

los consejos de una buena amiga deben ser escuchados pero lo que realmente importa es lo que uno mismo quiera hacer,porque lo que dicta nuestro corazón y nuestra razón debe ser valorado¡

siempre viene bien tener esos consejos tajantes...aunque la última decisión es nuestra, en este caso tuya.

anais gracias por tu comentario, tienes razón, primero hay que amarse uno mismo¡
un beso enorme.

Nina Giordano dijo...

Tu amiga es seca!! aprovecha mientras dure nomas mujer... nada peor que un clavo que saca a otro...
Un abrazo

Lágrima Perpetúa dijo...

Ese tipo de amigas son bien utiles, a veces yo soy de ese tipo de amigas, pero como bien dice mi abuela "farol de la calle, oscuridad de su casa", parece que hago todo lo contrario a lo que le aconsejo a mis amig@s.
Tú hazle caso a Andrea, total razón!

Saruki dijo...

Tú tienes la elección y el sartén por el mango...

Elige y juega :D


Nada más! eh... xD
Al menos con Simón.

SRTA TEMPLARIA dijo...

jajaj no si es acertada pero de q es convincente tu amiga lo es...

Abrazos!

J.Carlos dijo...

Con amigos así, quien necesita enemigos. No me parece un buen consejo, si estar con un tipo porque tiene algún detalle y es resultón en la cama, y después va corriendo detrás de la primera pava que aparece, y ni hablar del mínimo compromiso, francamente no veo el negocio por ninguna parte.
Una relación se basa en la confianza y la que puedas tener tú en Simon...
Tranquilidad y buenos alimentos, y no te comas la cabeza.
Cuidate mucho, hasta pronto.
Saludos

La Ex dijo...

No se, creo que es prematuro condenar el consejo de tu amiga como lo hacen algunos que comentan mas arriba sin saber bien que le dijiste tu. O sea si el dijiste (con otras palabras) "claro, el tipo es medio pelotudo, pero lo paso bien con el... lo vi con otra mina en el cafe, pero estoy relajada, cool, me da lo mismo, no volvere a sufrir por hombres, solo lo estoy pasando bien", se entiende eprfectamente el cosnejo de Andrea!
Yo creo que Andrea tiene razon en algo. No es la diea que te vuelvas tan trabajolica como ella y dejes de tener vida, pero si es un buen consejo que te concentres mas en ti, te mimes, te preocupes de lo que te hace estar bien y de crecer y evolucionar, y dejar que los hombres lleguen a su debido tiempo, sin buscar tanto. En mi experiencia personal, cada vez que he buscado, los resultados han sido medio desastrozos, es muy pero muy cliche decir esto, pero lo mejor llega sorpresivamente, sin buscar tanto.
Abrazos

Mamba Negra dijo...

a veces las cosas desde fuera suenan diferentes
se puede aprender mucho de los amigos, pero las decisiones las ha de tomar uno mismo...


besotes

Anaís Sandiego dijo...

young_supersonic: tienes razón. Algunas parejas la pasan bien por un rato, y eso está bien. Pero para proyectarse uno necesita algo más... Algo que todavía no tengo muy claro.

Leo: la decisión al final la toma uno, aunque siempre se agradece la preocupación y los consejos de los buenos amigos. Gracias ;)

Nina: ¡jajajaja! Sí, ella es muy especial. Aunque te prometo que a estas alturas no es un clavo sacando a otro, sino un clavo haciendo su propio agujero en la pared, donde quizás colgaré un cuadro temporalmente.

Saruki: a veces me pregunto si soy yo la que tiene la sartén por el mango, o es Simón. Supongo que es sólo una cuestión de perspectiva.

Srta Templaria: mi amiga sabe decir las cosas, pero está demasiado resentida contra el género masculino para ser objetiva... ¡Un abrazo!

J.Carlos: es que lo que tengo con Simón se acerca más a una calentura que a una Relación con mayúscula. Bueno, trataré de no comerme el cerebro. Gracias por tus consejos ;)

Ex: mimarme, pasarla bien y hacerme cariño: eso es lo que estoy tratando de hacer. Y tienes razón: las cosas buenas llegan cuando uno no las espera. Un abrazo.

Mamba Negra: no podrías haberlo dicho mejor.

¡Un abrazo a todos y gracias por pasar!

Moni dijo...

Querida Anaís, está claro que es tu amiga y que al final cada uno tiene que tomar la decisión que estime oportuna, dando igual lo que digan o piensen los demás.
Yo creo que todos tenemos amigos de un tipo o de otro y según en que momentos también nos apetecen más unos que otros.
Yo también tengo una amiga que es tajante en sus opiniones, siempre dice lo que se debe hacer, lo correcto y si no lo haces de las que te dice..Si ya sabías tú que por ahí..mal..
Pero es mi amiga y a veces necesito ese talante tajante-otras huyo je je- porque me viene bien y me lo dice porque me aprecia, ella es así y así la quiero...

Un beso amiga.

Michelle dijo...

YO creo que a tu amiguita le debio haber pasado algo muy traumantizador, es la razon por la que muchas mujeres son así, como que ven lo malo de los hombres siempre, no buscan la complementaridad hombre-mujer, aunque tal veztu descripcion sea muy dura con ella y no podamos verla de verdad, aun asi creo que su opinion solo te dice algo que ya sabes, pero no te ayuda en nada..

besos =)

Loren@ dijo...

apoyo a tu amiga jejeje, suelo ser igual, a veces hay q ser mas fria en estas cosas! uno siempre se da cuenta con q tipo de personas está, si se puede proyectar o no?, pero si la respuesta es no, tonces q nos impide disfrutarlo mientras dure? , es q somos mas sentimentales y todo el cuento!!, yo creo q para la prox. q lo veas en un café te acerques a saludarlo de lo mas normal, hola (apodo como le dices en la relacion que tienes), y q te presente a la mina, ahi salen pillados altirin jeje jejej
vuelvo a pasar por aqui otro dia, siempre es un agrado leerr!
cariños

Anaís Sandiego dijo...

Moni: sí, una de las cosas que me gusta de Andrea es que es clara y generalmente tiene razón en sus opiniones. Pero una cosa es encontrarle la razón y otra muy distinta seguir sus consejos (algo que no hago muy a menudo). Saludos, Moni :)

Michelle: tu diagnóstico se acerca a la realidad. Andrea, debido a una mala experiencia, no confía en los hombres, por eso usualmente escucho la mitad de sus consejos. Besos.

Loren@: es cierto lo que dices, pero la verdad es que Andrea no lo hace sólo por dar un buen consejo sino que parte de un montón de prejuicios que ella tiene. Gracias por pasar, nos leemos :)

Publicar un comentario | Feed



 
^

Powered by BloggerEl Diario de Anaís by UsuárioCompulsivo
original Washed Denim by Darren Delaye
Creative Commons License