sábado, 6 de junio de 2009

El alcohol daña la imagen

— ¿Y por qué no lo llamas tú?

Después de tres tragos, el consejo de Angie ya no me parecía tan descabellado. Después de todo, fui yo la que dudó de su palabra. Enzo la apoyaba: me decía que no tenía suficientes pruebas como para dudar de él.

—Además, tú misma dijiste que era tu primera relación seria en años. Que él te gusta, que te mima... Creo que por lo menos deberías conversar con él y aclarar las cosas.

Andrea se mantenía en silencio, bebiendo su tequila sunrise, pero su mirada lo decía todo: ella duda de todos los hombres, sobre todo de los que pasan equivocándose de nombre cuando la llaman.

— ¿Y qué pasa con lo que me dijo Julián? —balbuceé en alcoholés.
— A ver, él es tu ex marido, ¿no? —dijo Enzo—. No me parece bien que confíes en todo lo que dice.
— Ay, es que tú no lo conoces —se apresuró a decir Angie—. Julián es el hombre más correcto y honesto que he conocido. Todo un gentleman, ¿sabes? Aunque estuviera celoso jamás le mentiría a Anaís. Él de verdad quiere lo mejor para ella...
— ¿Por qué no lo invitas a salir si te gusta tanto? —preguntó Andrea.

Yo ya no quería más guerra y me alejé. Llevaba gran parte de la noche comiendo maní salado, bebiendo y contando mis penas de amor a los compañeros de la pega. Sentía como si hubiese vuelto al colegio, a las fiestas de fin de semana donde fumábamos y tomábamos piscolas a escondidas y nos pasábamos consolando a la amiga que se había peleado con el “hombre de su vida”, con el que estaba pololeando desde hacía una semana.

Así es que, animada por el alcohol y los recuerdos de la infancia, tomé el celular y escribí un breve mensaje.

“Te quiero muxo. ¿Podemos vernos?”

Ahí quedó mi dignidad.

17 comentarios:

Sandra dijo...

O sea.... Cero dignidad.. jsjaja

Al final, como le digo a una amiga que anda en una situación parecida a la tuya,... Es tu vida y digan lo que digan los demas harás lo que tu quieres.

Cuidate

Cariños

Sandra

Laura Virtual dijo...

Wuajuajua... menos mal que cuando era pendeja casi nadie tenia celular... y yo menos.

J.Carlos dijo...

El maní y el alcohol combinados tienen efectos letales.
Yo no le hubiera mandado el mensaje, yo repito, yo veo el asunto desde fuera, nadie como tu para hacer lo que crees que te conviene, aunque yo tengo una frase, un poco brusca pero muy real, "el que la cage, que la arregle", y el que lo tiene que arreglar no creo que seas tú.
Es tu vida Anaís, (por cierto, que nombre más bonito tienes), tu decides.
Sea lo que sea, intenta ser feliz.
Cuidaté mucho y hasta pronto.
Saludos

Anaís Sandiego dijo...

Sandra: tienes razón. A fin de cuenta uno se manda sendos cagazos sólo para después sentirse avergonzada y que las amigas tengan el gusto de decirle a una ‘te lo dije’.

Laura Virtual: “no bebas si llevas celular”, debería ser el undécimo mandamiento... jajajaja.

J. Carlos: lo peor es que yo sé que no me conviene. Uno se pone tonta, no sé si por amor o por el alcohol... o por ambos.

Francisca dijo...

UUUU si, mejor no beber, de pronto uno pierde el horizonte :S

Lágrima Perpetúa dijo...

El alcohol también es enemigo =(

San.. dijo...

Bah! conociendome.. yo tb hubiera mandado el mensaje... lo unico que te queda es rogar... que tu mensaje haya caido en buen momento...
=)

Michelle dijo...

recuerdo a un "amigo", mas qeu amigo, que tenia la costumbre de gastar su plata del celular borracho ... por suerte el no tenia mi plan .. que no se c orta cuando me paso... (aunqeu yo sola me paso al rededor de 5 lucas jajaja)
Con estas experiencias agradesco que no bebo ... osea en exceso .. tomo por convivencia ajajajaja

tomate el tiempo antes de hacer cualqueir cosa respecto a este tema ..

besos!

Blogger Pechocho dijo...

El tequila y las penas de amor no suelen llevarse, Anaís.

Fuerte experiencia pero creo que con ella aprenderás.

Por cierto, buena pregunta la de loz calzones, jeje

Saludos hasta Chichichilelele

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja, estúpida dignidad.

SRTA TEMPLARIA dijo...

Quien dijo dignidad?
:p
jajaja

Loren@ dijo...

jeje q buena, y respondio el msn?? falto contarrr ejjeje lo bueno de mi q mi orgullo es mas fuerte ejej un ventaja a mi favorr
cariñosss

Moni dijo...

Anaís, me remito a mi anterior comentario, a veces no vence el orgullo y hacemos estas cosas, ojalá haya habido respuesta..por eso lo compensa pero soino entonces intenta que para otra vez venza el orgullo amiga, aunque sea sólo eso..orgullo.
Un beso

Anaís Sandiego dijo...

Primero, perdonen por lo que he tardado en responder, pero ayer tuve el cumple de mi amigo Óscar (ya vendrán detalles!!!).

Ahora a lo nuestro ;)

Anaís Sandiego dijo...

Francisca: beber está bien... pero con moderación: ¡no hay que perder el control!

Lagrima Perpetua: en el fondo es uno que no se controla.

San: no sé... no hay respuesta...

Michelle: la lección del día es que alcohol y celular se llevan pésimo... jeje.

Blogger Pechocho: que tengo la cabeza dura, la tengo. Pero también aprendo de estas experiencias feas. Gracias.

Espérame en Siberia: entre la dinidad, el orgullo y el alcohol tengo una ensalada en la cabeza y en el corazón (verso sin mayor esfuerzo... jajajaja).

Pau: claramente yo no fui (el viernes, por lo menos)... jajajaja.

Loren@: nooo (bueno, yo después de eso apagué mi celular también... el orgullo vino, pero tarde).

Moni: toda la razón, amiga. ¡Salud! jeje :)

Blanky dijo...

no te martirices en pensar en diginidad, lo que es no es mejor por hacer, cada uno conoce sus limites, tan contradictorio esto no?... solo debes hacer lo que creas que sea correcto, solo hacer lo que te traiga paz, has meditado bien, has pensado bien en lo que quieres????
piensa en ello, pero sola, despejadam sin alcohol, sin amigos nada!!
tomate una especie de retiro espiritual! aunque sea en el balcon de tu depto.

Anaís Sandiego dijo...

Blanky: creo que tienes razón... a veces los amigos con sus opiniones tan dispares confunden más. ¡Un abrazo!

Publicar un comentario | Feed



 
^

Powered by BloggerEl Diario de Anaís by UsuárioCompulsivo
original Washed Denim by Darren Delaye
Creative Commons License